Foros de discusión de Catholic.net :: Ver tema - 6 Palabra espiritualidad en el magisterio de la Iglesia III
Foros de discusión
El lugar de encuentro de los católicos en la red
Ir a Catholic.net


Importante: Estos foros fueron cerrados en julio de 2009, y se conservan únicamente como banco de datos de todas las participaciones, si usted quiere participar en los nuevos foros solo de click aquí.
6 Palabra espiritualidad en el magisterio de la Iglesia III

 
Este foro está cerrado y no puede publicar, responder o editar temas   Este tema está cerrado y no puede editar mensajes o responder    Foros de discusión -> Curso para Religiosas: La palabra Espiritualidad en el magisterio del Posconcilio
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
Gache
Asiduo


Registrado: 27 Sep 2005
Mensajes: 138

MensajePublicado: Vie Mar 20, 2009 4:06 pm    Asunto: 6 Palabra espiritualidad en el magisterio de la Iglesia III
Tema: 6 Palabra espiritualidad en el magisterio de la Iglesia III
Responder citando

6. La palabra “espiritualidad” en el Magisterio de la Iglesia del post-concilio PARTE III

Nos disponemos a tratar ahora uno de los documentos más importantes de la vida consagrada que se hayan escrito. Después del Concilio Vaticano II, con las directrices emanadas por el Decreto Perfectae caritatis y la Ecclesiae Sanctae II se fueron dando una serie de documentos, revisados ya en este parte, que fueron respondiendo a las dudas y a no pocos abusos, que surgían ante la aplicación de lo que había querido el Concilio Vaticano II para la vida consagrada. Era necesario, al cabo de un cierto tiempo de madura reflexión, recopilar todas estas experiencias y así es cuando en el mes de octubre de 1994 se celebra en Roma la IX Asamblea general del Sínodo de los Obispos que reúne a 348 personas, de las cuales 244 son padres sinodales, 75 auditores, 20 expertos y 9 son representantes de tradiciones cristianas no católicas. Fruto de este Sínodo es la Exhortación apostólica post-sinodal Vita Consacrata (25.3.1996), que es un pontificio y al mismo tiempo post-sinodal, por lo que tiene la autoridad de un texto magisterial. Es el resultado de una profunda reflexión durada cuatro años, ya que inicia con el anuncia del tema sinodal en enero de 1992 y termina con la publicación de la Exhortación el 25 de marzo de 1996. “Il documento parte dalla Vita Consacrata e torna alla Vita Consacrata, attraverso il processo sinodale e la mediazione magisteriale ed autorevole del Papa.”63 Es un documento basilar para la vida consagrada ya que no sólo reúne las aportaciones teológicas y pastorales del post-concilio, sino que propone para los años venideros, nuevas reflexiones y aplicaciones para la vida consagrada. Es fuente de inspiración para quien quiera vivir con fidelidad la renovación en la vida consagrada.

Es de esperarse que muchas sean los números en los que viene utilizada la palabra espiritualidad. El documento la utiliza 14 veces: nn. 30, 40, 46, 51, 54, 55, 58, 62, 68, 74, 93, 94, 95, 103. En el uso de todas ellas se da ya por sobrentendido el concepto de espiritualidad, de tal forma que incluso se llega a pedir a las congregaciones religiosas e institutos de vida consagrada, que incluyan la propia espiritualidad dentro de la ratio institutionis de cada Instituto: “Los Padres sinodales han invitado vivamente a todos los Institutos de vida consagrada y a las Sociedades de vida apostólica a elaborar cuanto antes una ratio institutionis, es decir, un proyecto de formación inspirado en el carisma institucional, en el cual se presente de manera clara y dinámica el camino a seguir para asimilar plenamente la espiritualidad del propio Instituto. La ratio responde hoy a una verdadera urgencia: de un lado indica el modo de transmitir el espíritu del Instituto, para que sea vivido en su autenticidad por las nuevas generaciones, en la diversidad de las culturas y de las situaciones geográficas; de otro, muestra a las personas consagradas los medios para vivir el mismo espíritu en las varias fases de la existencia, progresando hacia la plena madurez de la fe en Cristo.”64

Pero las aportaciones de mayor peso doctrinal corresponden a los nn. 93, 94 y 95 en los que se da una verdadera definición de espiritualidad y de los elementos que los constituyen. El contexto en el que se escribe este número es el de la santidad, es decir, el proyecto y la identidad de la vida consagrada. Después de tres decenios de aparentes experimentaciones y debates, se perfila, finalmente, la esencia de la vida consagrada, el qué, el por qué y el para qué de la misma. Juan Pablo II no duda en afirmar que es la santidad la aspiración de toda persona consagrada y da las pautas para seguirla. “Aspirar a la santidad: este es en síntesis el programa de toda vida consagrada, también en la perspectiva de su renovación en los umbrales del tercer milenio. Un programa que debe empezar dejando todo por Cristo (cf. Mt 4, 18-22; 19, 21.27; Lc 5, 11), anteponiéndolo a cualquier otra cosa para poder participar plenamente en su misterio pascual.”65 Esta aspiración a la santidad, que es invitación para todo fiel cristiano , comporta para la persona consagrada en específico, un mayor asemejarse a todo con Cristo pobre, casto y obediente. Podemos decir entonces que se establece una alianza entre la persona consagrada y Cristo, de forma que mientras la persona consagrada imite más a Cristo, más fácilmente alcanzará la santidad, esto es, la perfección, a la que está llamada. Esta forma de imitación de Cristo para la persona consagrada, ya lo han dicho algunos de los elementos precedentes, comportará características muy específicas que le vienen dado del carisma. Si el carisma es una experiencia del Espíritu que se materializa en un seguimiento más cercano de Cristo, será lógico pensar que cada carisma dará origen a una forma peculiar de seguir a Cristo, una forma peculiar de asemejarse a Él. Se proponen tantas formas diversas de seguir a Cristo, de santidad, como tantos son los carismas. Cada carisma genera, por así decirlo, una forma peculiar de santidad. Para llegar a ella, es necesario configurar toda la persona a Cristo, de acuerdo a rasgos y vivencias muy específicas del carisma. Estos rasgos y vivencias específicas del carisma que ayudan a la persona consagrada a acercarse Cristo y por lo tanto a asemejarse con Cristo y a vivir la santidad, es lo que se conoce con el nombre de espiritualidad. “Podemos decir que la vida espiritual, entendida como vida en Cristo, vida según el Espíritu, es como un itinerario de progresiva fidelidad, en el que la persona consagrada es guiada por el Espíritu y conformada por El a Cristo, en total comunión de amor y de servicio en la Iglesia. Todos estos elementos, calando hondo en las varias formas de vida consagrada, generan una espiritualidad peculiar, esto es, un proyecto preciso de relación con Dios y con el ambiente circundante, caracterizado por peculiares dinamismos espirituales y por opciones operativas que resaltan y representan uno u otro aspecto del único misterio de Cristo. Cuando la Iglesia reconoce una forma de vida consagrada o un Instituto, garantiza que en su carisma espiritual y apostólico se dan todos los requisitos objetivos para alcanzar la perfección evangélica personal y comunitaria. La vida espiritual, por tanto, debe ocupar el primer lugar en el programa de las Familias de vida consagrada, de tal modo que cada Instituto y cada comunidad aparezcan como escuelas de auténtica espiritualidad evangélica. De esta opción prioritaria, desarrollada en el compromiso personal y comunitario, depende la fecundidad apostólica, la generosidad en el amor a los pobres y el mismo atractivo vocacional ante las nuevas generaciones. Lo que puede conmover a las personas de nuestro tiempo, también sedientas de valores absolutos, es precisamente la cualidad espiritual de la vida consagrada, que se transforma así en un fascinante testimonio.”67

Estamos hablando de formas concretas de espiritualidad, un dato importante para no pensar que la espiritualidad es algo vago o etéreo, sino algo concreto y específico, que requiere de una formas muy precisas que expresen ideales tan altos como son los de vivir de acuerdo al espíritu68 . Estas formas concretas vienen a ser la palabra de Dios, en especial la lectura de las Horas, la Lectio divina, la liturgia, con el lugar privilegiado que tiene la celebración de la Eucaristía69 . Siguen después el sacramento de la reconciliación, la dirección espiritual y el santo rosario.

Por último, el n. 103 de este documento recalca el hecho de que la búsqueda de Dios genera formas específicas de espiritualidad. La persona consagrada, que tiene como tarea principal no anteponer nada al amor de Dios, de acuerdo con su propio carisma, generará caminos específicos para llegar a Dios. Se puede hablar por tanto de una gramática de la vida espiritual, en donde la espiritualidad como sustantivo puede ser seguida de un adjetivo, de acuerdo al carisma propia. Se hablará entonces de una espiritualidad dominica, una espiritualidad teatina, una espiritualidad de la religiosas del Buen pastor etc. Estas escuelas de espiritualidad, pueden ser compartidas, en algunos de sus elementos, con los seglares, “rescatándolos de soluciones que son generalmente ilusorias y que niegan frecuentemente la encarnación salvífica de Cristo (cf. 1 Jn 4, 2-3), como son, por ejemplo, las propuestas por las sectas.”70
El último documento que trataremos se refiere a Ecclesia In Europa (28.6.2003). En el n. 10 conviene hacer notar como la palabra espiritualidad puede aplicarse también en un contexto diferente al cristiano. “Frecuentemente, quien tiene necesidad de esperanza piensa poder saciarla con realidades efímeras y frágiles. De este modo la esperanza, reducida al ámbito intramundano cerrado a la trascendencia, se contenta, por ejemplo, con el paraíso prometido por la ciencia y la técnica, con las diversas formas de mesianismo, con la felicidad de tipo hedonista, lograda a través del consumismo o aquella ilusoria y artificial de las sustancias estupefacientes, con ciertas modalidades del milenarismo, con el atractivo de las filosofías orientales, con la búsqueda de formas esotéricas de espiritualidad o con las diferentes corrientes de New Age.”71 Esta misma sed de espiritualidad que de ser saciada a todo precio, viene tratada en el n. 38, cuando el Papa afirma que frente a la demanda de espiritualidades intramundanas que den sentido a la existencia, las personas consagradas, con la propia espiritualidad pueden ayudar a encontrar una respuesta trascendente a la vida, que les dé nuevamente el sentido y la esperanza en la vida. Y, algo que es muy importante, el consagrado lo puede hacer sin necesidad de inventar nada, simplemente viviendo su vida consagrada, es decir, su propia espiritualidad. “Así, la demanda de nuevas formas de espiritualidad que se produce hoy en la sociedad, ha de encontrar una respuesta en el reconocimiento de la supremacía absoluta de Dios, que los consagrados viven con su entrega total y con la conversión permanente de una existencia ofrecida como auténtico culto espiritual. En un contexto contaminado por el laicismo y subyugado por el consumismo, la vida consagrada, don del Espíritu a la Iglesia y para la Iglesia, se convierte cada vez más en signo de esperanza, en la medida en que da testimonio de la dimensión trascendente de la existencia.”72

Esto nos hace pensar que las formas de alcanzar a Dios o el sentido de la vida generan también un cierto tipo de espiritualidad, lo cual concuerda con lo que ha venido afirmando el Magisterio, en el sentido que la espiritualidad es una forma concreta para llegar a Dios. Cuando se sustituye Dios y se pone una realidad intrascendente, se genera también una forma de alcanzar ese objeto intrascendente y se habla por tanto de espiritualidad intrascendental, recordando lo que dice el refrán popular de que quien cancela a Dios en su vida, ante cualquier burro se arrodilla.


NOTAS
63 F. Frezza, “Vita Consacrata”: Iter e struttura, in AA.VV., “Vita Consacrata” Studi e Riflessioni, Rogate, Roma 1996, p. 37.
64 Juan Pablo II, Exhortación apostólica post-sinodal Vita consecrata, 25.3.1996, n. 68.
65 Ibidem., n. 93.
66 “Una misma es la santidad que cultivan en cualquier clase de vida y de profesión los que son guiados por el espíritu de Dios y, obedeciendo a la voz del Padre, adorando a Dios y al Padre en espíritu y verdad, siguen a Cristo pobre, humilde y cargado con la cruz, para merecer la participación de su gloria.” Lumen gentium, 21.11. 1964, n. 41.
67 Juan Pablo II, Exhortación apostólica post-sinodal Vita consecrata, 25.3.1996, n. 94.
68 “Ogni norma, se non vuole rischiare il legalismo o il fariseismo ipocrita, ha bisogno di agganciarsi a una forma, nel senso pieno del termine, come modo d’essere e stile esistenziale. Anzi, la norma nasce da una forma ed è in funzione d’essa. Così come, d’altro canto, ogni forma, se non vuol divenire evanescente e insignificante, deve concretizzarsi in norme.” Amedeo Cencini, Verginità e celibato oggi, Per una sessualità pasquale, Edizioni Devoniane Bologna, Bologna 2005, p. 102.
69 “Quien ha sido llamado a elegir a Cristo como único sentido de su vida en la profesión de los consejos evangélicos, ¿cómo podría no desear instaurar con El una comunión cada vez más íntima mediante la participación diaria en el Sacramento que lo hace presente, en el sacrificio que actualiza su entrega de amor en el Gólgota, en el banquete que alimenta y sostiene al Pueblo de Dios peregrino? Por su naturaleza la Eucaristía ocupa el centro de la vida consagrada, personal y comunitaria. Ella es viático cotidiano y fuente de la espiritualidad de cada Instituto.” Ibidem., n.95.
70 Ibidem., n. 103.
71 Juan Pablo II, Ecclesiae in Europa, 28.6.2003, n. 10.
72 Ibidem., n. 38.


Participación en el Foro
Menciona brevemente cómo define el siguiente documento la palabra espiritualidad:
- Ecclesia In Europa


Bibliografía recomendada/ artículos de apoyo :

- Decreto Perfectae caritatis: http://es.catholic.net/religiosas/806/2785/articulo.php?id=23356

- Vita Consacrata: http://es.catholic.net/religiosas/806/2785/articulo.php?id=29614

- Elementos esenciales de la vida religiosa: http://es.catholic.net/religiosas/806/2785/articulo.php?id=29573

- Orientaciones sobre al formación en los institutos religiosas: http://es.catholic.net/religiosas/806/2785/articulo.php?id=29572

- Elementos esenciales de la doctrina de la Iglesia sobre la vida religiosa: http://es.catholic.net/religiosas/806/2785/articulo.php?id=40416

- Ecclesia In Europa: http://es.catholic.net/religiosas/806/2785/articulo.php?id=11262

- La vida fraterna en Comunidad: http://es.catholic.net/religiosas/806/2785/articulo.php?id=29622
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
María Inés Castellaro
Nuevo


Registrado: 28 Feb 2009
Mensajes: 6

MensajePublicado: Sab Mar 21, 2009 10:21 am    Asunto: LA ESPIRITUALIDAD EN ECCLESIA IN EUROPA
Tema: 6 Palabra espiritualidad en el magisterio de la Iglesia III
Responder citando

Espiritualidad en el documento Ecclesia In Europa viene presentada como el reconocimiento de la supremacía absoluta de Dios, la forma concreta para llegar a Dios, en una sociedad sedienta de espiritualidad los consagrados tenemos que dar ayudar a nuestros hermanos a encontrar una respuesta trascendente para sus vidas que les devuelva el sentido de la misma y la esperanza que han obnubilado o a veces perdido en este mundo marcado por la indiferencia, el relativismo, el consumismo, el individualismo.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
jguerras100
Esporádico


Registrado: 13 Jun 2008
Mensajes: 61

MensajePublicado: Sab Mar 21, 2009 7:09 pm    Asunto: Re: 6 Palabra espiritualidad en el magisterio de la Iglesia
Tema: 6 Palabra espiritualidad en el magisterio de la Iglesia III
Responder citando

Menciona brevemente cómo define el siguiente documento la palabra espiritualidad:
- Ecclesia In Europa



La demanda de nuevas formas de espiritualidad que se produce hoy en la sociedad, ha de encontrar una respuesta en el reconocimiento de la supremacía absoluta de Dios, que los consagrados viven con su entrega total y con la conversión permanente de una existencia ofrecida como auténtico culto espiritual.
Rom 12:1 Os exhorto, pues, hermanos, por la misericordia de Dios, que ofrezcáis vuestros cuerpos como una víctima viva, santa, agradable a Dios: tal será vuestro culto espiritual.

Las formas de alcanzar a Dios o el sentido de la vida generan también un cierto tipo de espiritualidad, lo cual concuerda con lo que ha venido afirmando el Magisterio, en el sentido que la espiritualidad es una forma concreta para llegar a Dios.
Rom 8:5
Efectivamente, los que viven según la carne, desean lo carnal; mas los que viven según el espíritu, lo espiritual
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Luz María Rodríguez
Nuevo


Registrado: 16 Mar 2009
Mensajes: 7

MensajePublicado: Dom Mar 22, 2009 5:02 am    Asunto: 6- LA PALABRA ESPRITUALIDAD EN EL MAGISTERIO DE LA IGLESIA
Tema: 6 Palabra espiritualidad en el magisterio de la Iglesia III
Responder citando

MENCIONA BREVEMENTE COMO DEFINE EL SIGUIENTE DOCUMENTO LA PALABRA ESPIRITUALIDAD: ECCLESIA EN EUROPA

"Las formas de alcanzar a Dios o el sentido de la vida gneran tambien un cielto tipo de espiritualidad, lo cual concuerda con lo que ha venido afirmando el Magisterio, en el sentido de que la espiritualidad es una forma concreta para llegar a Dios. Cuanto se sustituye Dios y se pone un a realidad intrascendente, se genera tambien una forma de alcanzar ese objeto intrascendente y se habra por tanto de espiritualidad instrascendental.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Gache
Asiduo


Registrado: 27 Sep 2005
Mensajes: 138

MensajePublicado: Dom Mar 22, 2009 4:49 pm    Asunto: s 6
Tema: 6 Palabra espiritualidad en el magisterio de la Iglesia III
Responder citando

rosafloresr escribió:


como define la palabra espiritualidad el dcto Vita Consagrata?: unión,oración y paricipación en la Eucaristía.
como define la palbra espiritualidad,el dcto elementos esenciales de la vida religiosa?:vivir en una entrega total a Cristo,en obediencia,es un seguimiento amoroso a Cristo.
como define la palabra espiritualidad el dcto.orientaciones sobre la formación en Institutos Religiosos?:un profundo sentimiento religioso,y un seguir a Jesucristo más de cerca bajo la acción del E.S.
como defina la palabra espiritualidad el dcto,Elementos esenciales de la Doctrina de la Iglesia sobre la vida religiosa?:Vocación Divina,Mutuo Amor y fidelidad a Dios,y entregarse por entero a la voluntad de Nuestro Señor.
_________________
que Jesus y María los bendigan siempre
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Ma.Hilda Leal Gutiérrez
Nuevo


Registrado: 16 Mar 2009
Mensajes: 6

MensajePublicado: Lun Mar 23, 2009 5:40 am    Asunto: 6 Palabra espiritualidad en el magisterio de la Iglesia III
Tema: 6 Palabra espiritualidad en el magisterio de la Iglesia III
Responder citando

MENCIONA BREVEMENTE COMO DEFINE ESTE DOCUMENTO LA PALABRA ESPIRITUALIDAD: ECCLESIA IN EUROPA

los nn. 93, 94 y 95 en los que se da una verdadera definición de espiritualidad y de los elementos que los constituyen. El contexto en el que se escribe este número es el de la santidad, es decir, el proyecto y la identidad de la vida consagrada.


perfila, finalmente, la esencia de la vida consagrada, el qué, el por qué y el para qué de la misma. Juan Pablo II no duda en afirmar que es la santidad la aspiración de toda persona consagrada y da las pautas para seguirla. “Aspirar a la santidad: este es en síntesis el programa de toda vida consagrada, también en la perspectiva de su renovación en los umbrales del tercer milenio. Un programa que debe empezar dejando todo por Cristo, anteponiéndolo a cualquier otra cosa para poder participar plenamente en su misterio pascual.” Esta aspiración a la santidad, que es invitación para todo fiel cristiano , comporta para la persona consagrada en específico, un mayor asemejarse a todo con Cristo pobre, casto y obediente. Podemos decir entonces que se establece una alianza entre la persona consagrada y Cristo, de forma que mientras la persona consagrada imite más a Cristo, más fácilmente alcanzará la santidad, esto es, la perfección, a la que está llamada. Esta forma de imitación de Cristo para la persona consagrada, ya lo han dicho algunos de los elementos precedentes, comportará características muy específicas que le vienen dado del carisma. Si el carisma es una experiencia del Espíritu que se materializa en un seguimiento más cercano de Cristo, será lógico pensar que cada carisma dará origen a una forma peculiar de seguir a Cristo, una forma peculiar de asemejarse a Él. Se proponen tantas formas diversas de seguir a Cristo, de santidad, como tantos son los carismas. Cada carisma genera, por así decirlo, una forma peculiar de santidad. Para llegar a ella, es necesario configurar toda la persona a Cristo, de acuerdo a rasgos y vivencias muy específicas del carisma. Estos rasgos y vivencias específicas del carisma que ayudan a la persona consagrada a acercarse Cristo y por lo tanto a asemejarse con Cristo y a vivir la santidad, es lo que se conoce con el nombre de espiritualidad.
_________________
SER Y DESPUES HACER
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
mari_gore
Nuevo


Registrado: 23 Mar 2009
Mensajes: 1

MensajePublicado: Lun Mar 23, 2009 3:16 pm    Asunto: La palabra espiritualidad en Eclesiam Sua
Tema: 6 Palabra espiritualidad en el magisterio de la Iglesia III
Responder citando

En este documento se trata el tema de la Espiritualidad desde el doble aspecto : el primero, la espiritualidad "light", no comprometida, que el documento define como intrascendente; y el segundo, la espiritualidad transcendente que es " ... el reconocimiento de la supremacía absoluta de Dios que los consagrados viven en su entrega y con la conversión permanente de una existencia ofrecida como auténtico culto espiritual." De esta afirmación se deduce que espiritualidad es " una forma concreta de llegar a Dios."
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Trinidad Nuñez Quezada
Esporádico


Registrado: 11 Ago 2008
Mensajes: 69

MensajePublicado: Lun Mar 23, 2009 7:21 pm    Asunto:
Tema: 6 Palabra espiritualidad en el magisterio de la Iglesia III
Responder citando

Menciona brevemente cómo define el siguiente la palabra espiritualidad.

R.Es una formas concreta para alcanzar a Dios.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes de anteriores:   
Este foro está cerrado y no puede publicar, responder o editar temas   Este tema está cerrado y no puede editar mensajes o responder    Foros de discusión -> Curso para Religiosas: La palabra Espiritualidad en el magisterio del Posconcilio Todas las horas son GMT
Página 1 de 1

 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro


Powered by phpBB © 2001, 2007 phpBB Group
© 2007 Catholic.net Inc. - Todos los derechos reservados